Muchas personas evitan enfrentarse a otras por el miedo a los conflictos, a bloquearse o incluso a hacer el ridículo. […]